NUESTROS ALEVINES LOGRAN EL BRONCE EN LA LIGA GALLEGA

NOVOBASKET – MONTROVE:

Fin de semana largo para nuestros chicos, quienes tras lograr la ansiada tercera plaza ante Peleteiro la semana anterior en Canide, llegan a la fase final a enfrentarse al cruce más complicado de los dos posibles, un ya conocido Novobasket de Vigo.

Novobasket es un equipo muy trabajado, con jugadores muy rápidos y con muchos recursos para anotar desde el 1×1, y con un par de jugadores con mucho dominio cerca del aro.

Montrove sale centrado, sabiendo que los vigueses no iban a dar ningún balón por perdido y que teníamos que mantenernos serios y concentrados. El partido lo ganaría quien tuviera el dominio cerca del aro. En el primer parcial nos llevamos la ventaja por la mínima, 11 – 12 .

La salida del segundo período liderados por un Javi estelar, nos da el primer colchón de puntos gracias a las rápidas salidas de contraataque y al trabajo en el rebote. 20 – 28 al final del segundo período.

A partir de ahí el juego se traduce en un dominio claro de los oleirenses, hasta el sexto período, en donde Novobasket no da el partido por perdido y logra anotar un parcial de 18 puntos frente a 7 encajados, dejando así el el partido en un 56 – 65 para los de Montrove, quienes volverían el domingo para enfrentarse a un viejo conocido, Narón.

 

NARÓN – MONTROVE

Partido caracterizado por la intensidad defensiva.

Narón es un equipo que ya conocemos de los diversos enfrentamientos en la liga, mucho acierto exterior y con trabajo de conceptos tácticos poco habituales en categorías de minibasket.

Salimos bien, no permitiendo finalizaciones sencillas a nuestros rivales y tratando de aprovechar las oportunidades tomando buenas decisiones con un gran Mateo, sin embargo, nuestro acierto de cara al aro era escaso.

El partido siguió una tónica diferente a los anteriores, fuimos capaces de lograr numerosos contraataques que pusieron a Narón contra las cuerdas, y nos veíamos en partido. Sin embargo la presión de la afición a pie de pista hizo mella, nuestros chicos empezaron a fallar tiros sencillos por quizás falta de concentración y nervios, y pese a las buenas acciones y al esfuerzo defensivo, llegamos al sexto período con 14 puntos de desventaja, para acabar el encuentro 56 – 41.

 

 

OBRADOIRO – MONTROVE:

 

Si bien las semifinales se caracterizaron por la poca anotación, el tercer y cuarto puesto fue lo contrario.

Montrove sale muy serio, quiere ser tercero de Galicia, quiere el bronce, y sabemos como conseguirlo, con esfuerzo y disfrutando del partido.

El cansancio se notaba, dos días madrugando, viajando y jugando partidos competidos, pero solo nos quedaba ese último encuentro para poner un broche a la temporada.

Salimos de nuevo liderados por un gran Javi, quién había tenido menos minutos en semifinales con el fin de estar más fresco en el segundo partido del día, en que sería especialmente importante.

Debido a un gran juego colectivo TODOS los jugadores en pista logran anotar, y esto se llega a conseguir por el talento individual, si no por el colectivo, siendo generosos y proporcionando buenas opciones a nuestros compañeros.

El partido, al igual que el sábado tuvo un claro dominio oleirense gracias al gran trabajo defensivo y a la facilidad de anotación de Hugo y sus característicos contraataques.

En el sexto período el entrenador de Obradoiro decide plantear una defensa zonal de 3 – 2 a toda pista que se nos atraganta, remontando 12 puntos con un parcial muy abultado (29 – 17), y acabando el encuentro con un 75 – 81 que nos daría el tercer puesto gallego.

 

Este éxito no se habría conseguido sin el trabajo de Lucas, manteniéndose estable todo el año y siendo capaz el domingo de compaginar dos fases finales; de Brais y Adriel haciendo una gran labor defensiva y siendo siempre luchadores e intensos; de Adrián, superando sus barreras para lograr aportar su granito de arena en cada partido; de Aarón, asumiendo su rol en partidos importantes; de Javi, siendo determinante y derrochando comprensión del juego; de Hugo siendo un  guerrero en todo momento y logrando hacerse muy importante; de Andrés, adaptandose al grupo y generando oportunidades; Martín, superando sus dificultades personales para volver a ser el de principio de temporada; de Mateo, tratando de ser mejor jugador cada día y aprovechar sus ventajas.

 

Pero sobretodo, gracias al compromiso y el apoyo de las familias, siendo los mejores seguidores de sus hijos y haciendo una piña envidiable, y formando parte del equipo gracias a sus ánimos desde la grada y trabajo de motivación desde casa.

 

¡Enhorabuena campeones, gran temporada!

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios