Las alevines de primer año siguen sumando: Montrove 45 – 33 Básquet Coruña.

Cuarto partido de la temporada ante Básquet Coruña U11, por tanto, un rival muy conocido, similar a nosotras, que no se rinde, que lucha cada balón y no negocian esfuerzos.

Este fin de semana no podíamos contar con Noa, lesionada tras un empujón por la espalda la semana anterior con el premini, ni con Sofía, por motivos personales.

En los tres partidos anteriores estuvimos siempre con marcadores muy apretados, decantándose al final de cada encuentro para las leonas de Montrove, y con esto en mente, éramos conscientes de que en cualquier momento las tornas podían cambiar, que si queríamos seguir con nuestra racha, debíamos ser estables, empezando por la defensa.

Salimos centradas y aplicando lo trabajado en los últimos entrenamientos. Si bien cometimos muchos errores, éramos capaces de cumplir una de nuestras muchas premisas, «me he equivocado, vale, no pasa nada, VOY A POR LA SIGUIENTE ACCIÓN POSITIVA«. ¿Qué es para nosotras una acción positiva? Pues un buen balance defensivo, retrasar un ataque, tocar un balón, colocarme en el sitio correcto…, puede ser cualquier cosa, por pequeña que sea, que sirva para lograr algo mayor para el equipo.

Sumando acciones positivas, conseguimos nuestro objetivo, que siempre es jugar lo mejor posible DISFRUTANDO del partido, ya que lo más importante, y sobretodo en el minibasket, es DIVERTIRSE y COMPETIR, lo cual no está reñido.

Durante el partido siempre nos mantuvimos estables, consiguiendo en el cuarto período una ventaja de 9 puntos, que aumenta a 13 en el quinto, gracias a una buena gestión de los espacios, circulación de balón y sobretodo, defensa. Pudimos ver la mejoría en la toma de decisiones de muchas de nuestras jugadoras, aplicando fintas y finalizaciones variadas, tanto con izquierda como derecha, y también el aumento de la valentía a la hora de atacar.

Destacamos también que el equipo cada vez tiene más orden a la hora de jugar, encadenando bonitos pases y ocupando mejor los espacios, cumpliendo pequeñas normas que vamos introduciendo poco a poco.

Y por último, siempre decimos que el tiro libre es muy importante, ya que deciden partidos. Hoy tuvimos la oportunidad de tirar 14 tiros libres, y logramos anotar 11, siendo 8/8 de una jugadora. Es muy complicado anotar en partidos apretados un 100% desde la línea de tiros libres, y esto denota el trabajo diario que se hace, insistendo día a día en el gesto, y sobretodo, el temple y confianza que ella tuvo a la hora de tirar.

Jugaron: Adela, Carla, Jana, Gabi, Mencía P (premini), Mencía G, Eva, Laura y Dani.

Nuestras mini de primer año prepararon una felicitación para las madres, por el día de la madre. En la foto juntas con las niñas de Básquet Coruña, compartiendo un bonito momento. Rivales en la pista, amigas fuera. Esto sí es deporte, es baloncesto.
Comparte
Marcar el enlace permanente.

Comentarios cerrados.