Emociones a flor de piel

Así podríamos definir el partido disputado ayer entre nuestras pequeñas guerreras contra el equipo del otro lado de la ría.

El primer partido en el cuál contábamos con muchas bajas se saldo con victoria para el equipo contrario por una ventaja de 5 puntos, por lo que llegábamos a este partido primero con la intención superar todos esos nervios que había ya previamente, segundo, conseguir un resultado favorable y tercero, intentar ganar el average.

Y así empezó el partido muy trabado, con muchas faltas, muchas interrupciones y sobretodo muchísimas imprecisiones. En realidad poco se puede decir del partido hasta los 2 últimos períodos, ya que los 4 primeros fueron todos iguales, +2 para nosotros, empate, -2, siempre el partido empatado, consiguiendo nuestra máxima ventaja con un +4 que rápidamente se vería igualado. A parte de eso los nervios estuvieron presentes durante todos esos períodos, muchas pérdidas de balón, muchos errores no forzados y muchos tiros fallados por esos nervios.

Las primeras en serenarse fueron las jugadoras del equipo rival, que en un quinto tiempo donde nuestras niñas no conseguían encadenar 2 jugadas buenas, nos vinimos abajo y el equipo rival metió 3 canastas consecutivas poniendo un +6 favorable a los rivales y con 8 minutos por jugarse.

En ese momento y con una charla previa de nuestros entrenadores, nuestras guerreras se serenaron y empezaron a sacar su juego, buenas defensas, robos de balón y contraataques, para en un visto y no visto empatar el partido de nuevo y con 4 minutos por jugar.

Estos 4 minutos fueron de infarto, ya que nos metieron 1 canasta, pero un triple nuestro a falta de 2 minutos y posterior canasta de 2, dejaba el marcador en un +3. Nuestras guerreras hicieron honor a su apodo y no bajaron los brazos y estuvieron más intensas que nunca, no permitiendo que el equipo rival anotara. Para finalmente ganar un partido que podría haberse decantado por cualquiera de las dos partes pero que el espíritu de nunca rendirse nos hizo ser merecedora de ella.

Destacar primero de toda la afición que se desplazo hasta el pabellón de la Sagrada Familia no parar de animar a nuestras guerreras, siempre es un plus ver como nuestra afición es una más en el campo, y por último destacar el carácter, el esfuerzo y el nunca rendirse de nuestras guerreras, que gracias a ello nos ha llevado hasta la posición privilegiada que estamos ahora.

Resultado final 42-45.

Nos quedan aún 2 partidos por disputar y la Liga Gallega más cerquita, es el momento de realizar un último esfuerzo para obtener una recompensa más que merecida.

Jugaron: Alba, Noa, Paula, Marina, Rocio, Carla L, Xulia, Rosalia, Andrea, Carla A.

Marcar como favorito enlace permanente.

Comentarios cerrados.